Los productores agropecuarios

Carlos Jørgensen Anderberg llegó al país el 9 de mayo de 1879 y se radicó originalmente en Tandil donde trabajó como peón de campo, luego capataz y finalmente socio en la producción agropecuaria. En compañía con Julio Rasmussen compró campo en Lobería el cual fue vendido al año siguiente, en 1889.  Se trasladó a Tres Arroyos, comprando 875 hectáreas de campo. Los excelentes resultados logrados permitieron comprar más extensiones en años subsiguientes.

Pero nada mejor que la historia la cuente su nieto, Fernando Anderberg quien lo hizo el 7 de diciembre de 2013 durante su participación en el programa “esto es Historia”, que se irradiaba por LU 24 Radio Tres Arroyos:

Cabe acotar que Carlos Anderberg también dejó escrito un documento con detalles de su vida y su acción, entre lo cual consigna que además de herramientas trajo a la Argentina una biblioteca, lo que habla de su deseo permanente de ilustración.
Había nacido en Købelev en 1858, y el viaje hacia la Argentina lo hizo en el transatlántico Río, de la Compañía Hamburgo American Line junto con Luis Petersen, Carolina Petersen y Julio Rasmussen.
Antes de radicarse en Tres Arroyos estuvo en Tandil  y en Pieres, y aquí fue un ferviente impulsor de iniciativas tendientes a cubrir las necesidades de los inmigrantes daneses.
En determinado momento fue convocado por Félix Mayolas para que se hiciera cargo del cultivo de trigo de una fracción de campo.

Mayolas fue un impulsor de una colonización que asegurara la provisión de materia prima para su molino harinero, considerado la primera industria de Tres Arroyos.
Anderberg estaba radicado en el partido de Lobería pero ambos se conocían y apreciaban.
De tal forma fue uno de los fundadores de la Sociedad Dinamarquesa de Socorros Mutuos. ( capítulo aparte).

Su fallecimiento se produjo en agosto de 1933 cuando tenía 75 años.
Su acción fue continuada por su hijo, Fernando quien continuó con la producción agropecuaria y formó familia con Valborg Agnete Rasmussen (Anita).
De la misma manera prosiguió con el compromiso con instituciones del medio, tal como su padre. En tal sentido fue, por ejemplo, integrante del directorio de La Previsión y de la Sociedad Rural de Tres Arroyos.

Fue presidente de La Perseverancia del Sur, entidad creada en 1905, desde 1922 por nueve períodos consecutivos.

Entre los fundadores firmantes del Acta constitutiva del Banco Comercial de Tres Arroyos del 2 de setiembre de 1906 figuraba Carlos Anderberg. Otros daneses firmantes fueron Luis Petersen, Fernando Petersen, Martín Rasmussen, Christian Rasmussen Bjerre y Blas Ambrosius.

Los Ambrosius
Blas y Nicolás Ambrosius están considerados como pioneros en la radicación en la zona de Cascallares.

Laust (Blas) nació en 1868 en Gjedsted, Viborg, y llegó a la Argentina cuando tenía 20 años. Arribó junto con su hermano Niels a Buenos Aires el 8 de noviembre de ese año. Originalmente se radicó en Tandil, después se trasladó a Tres Arroyos. Es así que junto con su hermano Niels van a trabajar a unas 6 o 7 leguas más al sur de Tres Arroyos, en lo de Sofus Knudsen en 1890. Allí en una propiedad lindera, trabajaron para los hermanos Larrañaga por convenio: 12 pesos por cuadra.
Se casó con Rasmine Jensen (nacida en Birket, Maribo, Lolland en 1876) y tuvieron 7 hijos: Fritz, Ambrosio “Bosse”, Pablo, Valborg, Nicolás, Emmy y Dan.

1-Blas Ambrosius.

Compró la propiedad de 1973 hectáreas en 1912 a doña Graciana Heguiler de Arrascaete. El lugar se conoce como Estancia La Constancia en las afueras de la ciudad de Tres Arroyos.

La población se ubicó al centro de un amplio lote, rodeada por un monte de 12 hectáreas con toda clase de variedades.
La casa era un chalet que se construyó en 1913 con 18 habitaciones, varios galpones de material para maquinaria y cereales.
Contaba con 10 molinos, una trilladora y demás elementos de labranza.
Hacia fines de la década de 1920 se sembraban 740 hectáreas de trigo, 375 de avena, 220 de lino y 140 de centeno.
Además tenía 980 vacunos, 3040 lanares, 200 yeguarizos, 50 porcinos y 2000 aves.
Blas tenía, también varias otras fracciones de campo, totalizando 3240 hectáreas en propiedad y arrendaba 4600 hectáreas.
La estancia La Constancia exhibía detalles ciertamente atractivos como un lago artificial, pileta de natación y hasta una imitación en pequeño de la piedra La Movediza, de Tandil.
Sus hijos se hicieron cargo de establecimientos como Los Bosques, en Orense; Los Montes, en Ochandio; Las Cortaderas, en San Cayetano; Médano Seco, en Copetonas y Hualpe, en Cascallares. Su hijo Nicolás se estableció en la zona de Cascallares con el establecimiento Hualpe de 840 hectáreas y se casó con Edel Sofía Wagner y fue jugador de polo, poseyendo una cancha para la práctica en su establecimiento.

Blas Ambrosius estuvo comprometido, también, en emprendimientos de trascendencia comunitaria, como la Sociedad Dinamarquesa de Socorros Mutuos (capítulo aparte); el Colegio Argentino Danés (capítulo aparte) y el Banco Comercial de Tres Arroyos, entre otros.

Niels (Nicolás) llegó al país junto con su hermano, recalando primero en Tandil y decidiendo su traslado a esta zona en 1890.
En 1899  se instaló en la zona de Irene con un campo de 2517 hectáreas, y llegó a trabajar 13 mil hectáreas. Alrededor de 1901 empezó a levantar el casco de la estancia “La Jutlandia”,  las primeras construcciones eran una casa de techo de chapa con aberturas de calidad, una vivienda para los peones, una herrería y otras edificaciones. Posteriormente construye una hermosa residencia en 1916.
En 1896 se casó con Ane Kristine Nielsen (nacida en Glæsborg, Dinamarca, en 1874) quien falleciera en 1927 provocando esto un cambio sustancial en la vida de Ambrosius.

El campo La Jutlandia fue siempre una referencia concreta del éxito logrado a través del esfuerzo.

Las fotos muestran la imponencia de la construcción otrora y actualmente (11-6-2022) en que se encuentra en virtual abandono pero aún imponente.

Nicolás Ambrosius generó a través de sus hijos otros establecimientos, en Orense con Bonde y Hugo; en Cascallares con Einar; en Copetonas en condominio con Christian Christiansen y Jorge Ambrosius y en el cuartel quinto, con la administración de su yerno, Otto Kaare.

En el caso de Einar Ambrosius, se estableció en la zona de Cascallares con 900 del campo La Nelly y arrendaba unas mil más en la zona. Casado con Birgithe Anderberg, fue socio de la Sociedad Pasteurizadora La Dinamarca. Además integró la primera comisión de la Cooperativa Agrícola Ltda. de Cascallares en el cargo de vicepresidente.

 

Bonde y Hugo estuvieron al frente del establecimiento de mil hectáreas en la zona de San Francisco de Bellocq.

Bonde se casó con Julia Juana Christiansen y tuvo participación en el Colegio Argentino Danés, Cooperativa La Victoria y Asociación Mutual Dan.

En el campo de Nicolás, hijo de Blas, también se estableció Aage Ambrosius, nacido en Ulbjerg en 1894. Llegó al país en 1912, se casó con Viola Petersen y antes se había desempeñado en el Campo Caride.
Arrendó en 1926 y se radicó en una casa con cinco habitaciones, galpón y otras instalaciones. Se hallaba a una legua de Micaela Cascallares.

Pablo Ambrosius nació en Tres Arroyos en 1902 y en 1926 arrendó 910 hectáreas a su padre Blas Ambrosius pagando el 50% de la producción.
El campo denominado Médano Seco se hallaba a 4 leguas de Copetonas y en 1927 se construyó allí una moderna casa con 12 habitaciones.
También se contaba con diversas instalaciones, incluyendo un galpón de esquila con bañadera.

Vista del campo Los Bosques, de Fritz Ambrosius.

Pedro Haugaard nacido en Veflinge, Odense, Dinamarca en 1868. Comenzó como chacarero en el Campo San Martín en la zona de Cascallares en 1893. Luego de trabajar siete años como chacarero comenzó a comprar tierras.

Compró en 1916 a Isaías Mendiburu 3950 hectáreas ubicadas a 5 leguas de Tres Arroyos.
Fue luego encargado del mismo su hijo Valdemar Haugaard, nativo de Coronel Dorrego. En 1917 se construyeron una casa con 8 habitaciones, un galpón y 3 casitas más para peones y herrería.
Se contaba con energía eléctrica de producción propia.

Cabe mencionar que el señor Pedro Haugaard era un apasionado de los caballos, criando ejemplares que en muchas exposiciones fueron distinguidos por su calidad.
De la misma manera ocurría con la cría de lanares Lincoln.
Un descendiente, Hakon, tuvo trascendencia pública pues fue titular de la Corporación Argentina de Productores de Carne, CAP.

En marzo de 2024 un bisnieto vino a visitar su tumba en el cementerio danés de Tres Arroyos. Se llama Mariano Alfonzo. Contó que su padre, Jorge Carlos era diplomático de carrera y su madre era Julia Cristina Wiggers (1931-…) , nativa de Coronel Dorrego.  Actualmente se encuentra radicado en una zona rural a unos 30 kilómetros de la ciudad de Córdoba. Su abuelo, Johan Georg Wiggers se había casado con Elena Haugaard Jensen, una hija de Pedro Haugaard. En 1944 como consecuencia de la fragmentación de los bienes familiares por sucesión, resuelven comprar un campo de 450 hectáreas a corta distancia de la ciudad de Córdoba, fracción que ha permanecido en propiedad de la familia. El establecimiento se encuentra en el paraje Paso del Cautivo, en cercanías de Capilla de los Remedios, en Córdoba, y entre 1990 y el 2008 estuvo afectado al engorde de hacienda de invernada.

Mariano Alfonzo nació en la capital de Dinamarca el 10 de febrero de 1965. Relató que estudió agronomía en la Capital Federal, pero no completó la carrera. En cambio participó en varios cursos y pasantías de paisajismo y auxiliar de arquitectura, dedicándose al diseño de jardines y espacios verdes. Evocó que su madre fue maestra rural en la zona de Alta Gracia hacia los años 50 y siendo soltera trabajó como secretaria en la embajada argentina.

Ocho hermanos vinieron a Argentina desde Kragenæs en Lolland, 6 mujeres y dos hombres. Cuatro mujeres se casaron con estancieros, Rasmine con Don Blas, Trine Kirstine con Pedro Haugaard, Bertha Mathilde con Ramón Hansen y Ana Marie con Pedro Thostrup. Una de ellas, Kristine, volvió a Dinamarca, con su esposo Carlos Christian Svarre.

Un hijo del matrimonio Svarre, Martín, regresó a Argentina en 1947 y fue a la estancia de su tío Blas. Se estableció como productor rural en el partido de Tres Arroyos. Otro hijo, Herold, perteneció a un grupo de resistencia que se formó en Hornslet  contra la invasión nazi en Dinamarca.  Fue arrestado en enero de 1944, y fusilado en Ryvangen el 7-6-1944. Como nacido en Argentina se pidió clemencia a las autoridades del Reich, desde el gobierno argentino, pero la respuesta fue negativa. Hay un monumento en el cementerio de Hornslet que lo recuerda a él y a sus compañeros del grupo de resistencia.

Fue muy importante, al menos de los inicios de aquel proceso inmigratorio, la participación de Andrés Christian Laurlund, cuestión que claramente se refleja en los documentos de aquellos primeros tramos.  Por ejemplo el reclamo de una independencia congregacional de Tres Arroyos y zona respecto a Tandil.
De todas maneras, su historia como productor agropecuario se consolida en el distrito de Coronel Dorrego, más precisamente en la zona de Lartigau.
Originalmente había llegado al país en 1890 radicándose en Vela, luego estuvo en la zona de Necochea, trabajando en las extensiones de líneas férreas del Ferrocarril del Sud.
Se casó con María Skou Nielsen con quien tuviera cuatro hijos: Herman, Bertel, Kristina y Rigmor. Su esposa falleció en el último parto.
En segundas nupcias se casaría con Kristina Lauritsen, con quien tendría 5 hijos: Anders, Svend, María, Asta y Arne.
Había nacido el 13 de noviembre de 1868 en Bøvling, Ringkøbing, y su llegada al país se produjo cuando tenía 22 años.
Su participación en el directorio del Nuevo Banco de Azul le facilitó el proceso de adquisición, en 1912, de 1111 hectáreas en la zona de Lartigau, superficie que luego amplió hasta las 4600 hectáreas. En 1926 hizo construir la vivienda del establecimiento denominado San Arnaldo. Don Andrés Laurlund  falleció el 25 de octubre de 1962 a la edad de los 94 años. Sus restos descansan en el cementerio de la colectividad dinamarquesa de Tres Arroyos.

En entrevista celebrada el 11 de junio de 2022, en su establecimiento La Herencia, uno de los nietos de aquel viejo pionero, Christian Laurlund contó una serie de detalles de la vida de sus ancestros.
Entre ellos recordó que por aquellos años existía un acuerdo con el gobierno nacional tendiente a garantizar la ocupación de extranjeros-no solo daneses-durante 3 años. Se obtenían a cambio ciertas facilidades.
Su abuelo recibiría una distinción del gobierno dinamarqués por su acción solidaria al respecto.

Otros productores daneses
Podría decirse, sin temor a equivocación, que los pioneros fueron Carlos Anderberg, Nicolás y Blas Ambrosius, Andrés Laurlund y Pedro Haugaard.
Pero hubo otros productores que dejaron huella en toda la región y contribuyeron al desenvolvimiento institucional de la colectividad danesa.

En el periódico Fyens Stiftstidende del 25 de abril de 1908 el periodista C. Trap publica lo siguiente: “El Perdido – la mayor colonia danesa luego de Tandil- está a unas pocas millas al sur de Irene. Allí viven 40 familias bastante cerca unas de otras, y en esa estación rural se escucha hablar tanto el danés como el español. La mayoría son nuevos pioneros que arriendan tierras por primera vez. Entre los primeros que llegaron al lugar está el arrendatario (forpagter) Edward Sick Lanckow (1868-1924) que tenía el establecimiento “La Dinamarca”, casado con una hermana de Pedro Thöstrup, y el propietario de tierras Jacob Larsen (1859-1944). Baron Haxtausen (August Guido Haxthausen 1868-1937) tenía en la estación el Perdido, como en Micaela Cascallares, un almacén de ramos generales, mientras que Thomas Sabro Yde (1866-….), que vive en la estación vecina Aparicio, es un acopiador de cereales muy conocido. También en la ciudad portuaria de Bahía Blanca, que alguna vez será un gran puerto de exportación, viven algunos daneses, el más conocido es el cónsul danés Axel Kattrup (28.4.1861-12.12.1938), y están el Sr. Pedro Hemmingsen, Carl Hansen y Niels (Pedersen) Suldrup (8/04/1852 – …..). A unas millas al oeste hay otra colonia nueva de daneses, Villa Iris, ahí viven unas 8-10 familias”.

 

Jens Peter Albertsen operó como proveedor de carne en la vecindad de Orense.
En 1924 arrendó 180 hectáreas a Damacia F. viuda de Echegoyen, a 6 leguas de la planta urbana, campo Santo Domingo.
Nació en Iglsø en 1895, llegó a la región en 1912 y se casó con Katrine Nielsen.

Carlos Emilio Andersen (Karl Emil) (1886 – 1964) nació en Kvanløse, Holbæk, Dinamarca. Compró en 1938 tierras de la Colonia San Francisco de Bellocq y y su establecimiento se llamaba “Zelandia”. Se casó con Dagmar Frederikke Nielsen (1893- 1957) nacida en Copenhague, Dinamarca. Había llegado al país en 1909 en el barco “Cap Arcona” y trabajó en la capital – Buenos Aires – como carpintero hasta 1914 en que regresó por poco tiempo a su país natal. Decidió volver y dedicarse a las tareas rurales, así se instaló primero en General Falcón, Coronel Pringles, luego en Tres Arroyos para seguir en Necochea, y finalmente compró el lote en la colonia de San Francisco.

Niels Jensen Andreasen nació en Skaarup en 1883 y llegó a Tres Arroyos en 1901 y trabajó con Blas Ambrosius hasta 1913, luego arrendó en San Francisco de Bellocq hasta 1922, tiempo en que adquirió su propio campo a lo que sumó otras extensiones mediante arrendamiento.
Precisamente compró 1154 hectáreas a José Palmarini, a 7 leguas de Orense. Allí había una vivienda con 12 habitaciones y otras dependencias.
Se casó con Victoria Eleonora Wilhelmina Storgaard. Precisamente impuso el nombre de su esposa al campo La Victoria. Tuvieron varios hijos. Además arrendaba otras 340 hectáreas.
Fue presidente de la Cooperativa Agrícola “La Victoria” de San Francisco de Bellocq, director de La Previsión, Presidente de la Sociedad Protestante del Sud (en 1932 y 1933) y directivo en el Colegio Argentino Danés.

Está escrito en la primera acta de la Cooperativa Agrícola Ltda. “La Victoria”, de San Francisco de Bellocq, que “a los 17 dias del mes de setiembre de 1932, se reúnen en el establecimiento del señor Niels Jensen Andreasen un grupo de personas decididas a constituír una cooperativa agrícola de consumo, provisión, crédito, transformación y venta de productos”, entidad que fue denominada “La Victoria”, en honor a la esposa de Niels Andreasen, doña Victoria Storgaard. De los integrantes de la primera comisión pertenecientes a la colectividad danesa pueden mencionarse: Presidente, Niels Jensen Andreasen; tesorero, Bonde Ambrosius; vocales, Fritz Ambrosius, Andrés Christiansen y Christian Hornum, suplentes, Sofío Husum, Lorenzo Andersen; y tribunal arbitral, Ejnar Nielsen.

Christian Andreasen nació en 1887 en Rimsø, Grenaa, llegando a la Argentina en 1910. En 1926 arrendó 400 hectáreas a Alberto Wolfradt, ubicadas a 5 leguas de Copetonas.

Lorenzo Andersen había nacido en 1885 en Bisserup Rude, en Holstenborg, y llegó al país en 1907. Se casó con Dagmar Elvira Storgaard, nacida en Tandil en 1899.
Tenía 450 hectáreas en el campo La Juanita de Unzué que arrendaba a Juan Calcarami y que sembraba a medias con Jensen Andreasen.
Se contaba con una casa con 6 habitaciones y dependencias separadas para los peones y una herrería además de un galpón de 6 metros por 12. La chacra se ubicaba a 10 leguas de la planta urbana de Tres Arroyos.

Thyra Amalie Storgaard, nacida en Tandil en 1891, se casó con Lars Petersen, nacido en Hillerød el 17 de enero de 1883, quien llegó al país en 1904. En 1922 él trabajaba una chacra en El Perdido. Su hija, Carmen Agnete (“Carmencita”), nacida el 24 de diciembre de 1914, fue una mujer muy activa en la comunidad danesa de Tres Arroyos. Ella se casó con el ebanista Henry Pedersen. 

Máximo Damsgaard Andersen arrendó en 1917 a José Blanco 128 hectáreas ubicadas a media legua de Copetonas pero además arrendaba 260 hectáreas a Andrés Poulsen.
Había nacido en Ryde, Ginding, Ringkøbing, en 1892 y llegó a estos lares en 1912 y se casó con Alma Schmidt.

Juan Andersen arrendó 200 hectáreas a Bernardo Gardey en 1926, campo ubicado a 3 leguas y media de Ochandio, en campo Los Manantiales.
Nació en Herning en 1892 y llegó al país en 1919

Ceferino Andersen arrendó en 1928 a Emiliano Aizpurúa, 400 hectáreas en el campo de Julián Olhaso, a 4 leguas de Orense. 50 hectáreas estaban en campo bajo.
Nació en Ravnstrup en 1893, llegó al país en 1913 y se casó con Carolina Almada.

Rodolfo Buhl arrendó 584 hectáreas a Eduardo San Martín a 4 leguas de Cascallares disponiendo de casa con 5 habitaciones y galpón.
Nació en 1895 en Aarhus, llegó a la Argentina en 1919 y se casó con Amalia Estrup.

Christian Buus, (Knud Christian Buus, nacido en Rodsted, Suldrup, Dinamarca), establecimiento La Segunda, contaba con 1500 hectáreas ubicadas a 5 leguas de Orense. En 1933 compró San Severo y en 1935, La Tercera. Para profundizar en su historia de vida, “70 años de lucha. Relatos de Knud Christian Buus. Su vida en Argentina” de Svend A. Buus.

Christen Christensen tuvo su chacra de 663 hectáreas en el campo La Juanita de Unzué y arrendó en 1923 a Juan Calcarami.
Tenía una casa de 7 habitaciones y galpón y sembraba a medias con Nicolás Ambrosius. El encargado era Carlos Larsen.
El campo ubicado en el cuartel 12 a 8 leguas de Tres Arroyos.
También arrendó a Nicolás Ambrosius en 1926 una fracción de 870 hectáreas ubicada a una legua y media de Cascallares.
Allí el encargado era Guillermo Larsen.

Anton y Steen Christensen en sociedad arrendaban 150 hectáreas a José Abeijón.
Dinamarqueses y solteros habían llegado al país en 1923.
Tenían una casa de 3 habitaciones y galpón de 12 por 8 metros con corredor. La chacra se encontraba a 9 leguas de Tres Arroyos.

Alfredo Christensen arrendó a la viuda de Alvarez 300 hectáreas en 1920 a cinco leguas de Cascallares, en el campo de Leguizamón.
Nació en Sahl, Houlbjerg, Viborg, en 1893 y llegó al país en 1912.

Kresten Christensen tenía un establecimiento a 5 leguas de Copetonas pero también campos en las zonas de Tres Arroyos y Cascallares.

Soren Christensen arrendó 115 hectáreas en 1927 ubicadas a dos leguas y media de Ochandio.
Nació en Varde en 1896, llegó a la Argentina en 1921 y se casó con Ida Pedersen.
Contaba con una casa de cuatro habitaciones que ocupaban Niels Nielsen y Christian Larsen Maalov, con chacras linderas y con quienes compartían algunas maquinarias.

Andrés Christensen se casó con Gina Persberg y arrendó 800 hectáreas en 1921 a la sucesión Echegoyen en el denominado campo Santa Rosa, a 5 leguas de Orense.
Contaba allí con una casa de 11 habitaciones y otras dependencias conexas.
Había nacido en 1880 en Aebeltoft y llegado al país en 1902.

José Ambrosius Christiansen fue el titular del campo Hverrehus, de 800 hectáreas en la zona de Copetonas, que en 1916 compró a Manuel Candia.
Había nacido en Jutlandia en 1883 y llegó a la Argentina en 1897. Se casó con Julia Jensen.
Sus 800 hectáreas ubicadas a una legua de la localidad fueron afectadas a explotación mixta y tuvo participaciones en la cooperativa de la localidad, en La Previsión y en el Colegio Argentino Danés.
En 1917 construyó un moderno chalet con 26 habitaciones, y otras dependencias, incluyendo un silo de cemento armado.
Además era propietario de una fracción en la zona costera que había comprado a Emilio Prieto.

Fue presidente de la primera comisión de la Cooperativa Agrícola de Copetonas que se constituyó en 1931. Otros integrantes de la comisión, pertenecientes a la colectividad danesa, fueron como vicepresidente, Gunde Gundesen, como tesorero: Terman Termansen, como vocales titulares: Juan Jorgensen y Martín Lauridsen, como síndico suplente: Thorvald Möller, y vocal suplente, Andreas Poulsen.

Jorge Christiansen compró en 1921 a Juan Salles 789 hectáreas, de las cuales 389 eran médanos.
Nació en 1889 en Ulbjerg, llegó al país en 1903 y se casó con Anna Moller.
Trabajaba el campo a medias con Nicolás Ambrosius.
El campo llamado La Estrella del Sud se ubicaba a 5 leguas de Copetonas y en 1922 se construyó una moderna casa con 11 habitaciones, galpón, casa para empleados, etc.

Baldomero Christiansen había nacido en Jylland en 1892 y llegó al país en 1912.
Originalmente se había establecido en la zona de Copetonas pero en 1925 arrendó 420 hectáreas a Manuel Candia, a una legua y media de Tres Arroyos.
Se casó con Katrina Christiansen.
La casa contaba con 7 habitaciones, y además tenía un galpón de 15 por 6 y otra casita separada.

Juan Pedro Christiansen había nacido en Fangel en 1892 y llegó a la Argentina en 1912, casándose con María Kristine Jensen.
Trabajaba 327 hectáreas en el campo La Juanita. Las arrendó en 1923 a Roberto Blanck y desde 1927 a Juan Calcarami.
El campo tenía una casa con 4 habitaciones y se ubicaba a 7 leguas de Tres Arroyos.

Enrique Christiansen arrendó en 1925 a Amalia de Lastre 423 hectáreas ubicadas a 3 leguas de Copetonas y que incluían varias casas.
Nació en 1887, llegó aquí en 1898 y se casó con María N.

Hjalmar Christiansen se estableció en la zona de Orense arrendando 240 hectáreas a la firma García, González y Cía. en el denominado campo La Laurita, a 5 leguas de la planta urbana.
Contaba con una vivienda de 8 habitaciones.
Había nacido en 1889 en Nakskov, llegó al país en 1907 y se casó con María Isabel Barrios.

Juan Christiansen nació también en Nakskov pero en 1893 y llegó aquí en 1905.
Como el caso precedente arrendó en 1921 a la misma firma, y en el mismo sector, 208 hectáreas.

Juan Danielsen, quien originalmente estuvo en la zona de Orense, en 1927 arrendó 400 hectáreas en el campo de Labrunee, a 4 leguas de Ochandio.
El lugar contaba con casa de 9 habitaciones con cielo raso y piso de madera, además de otra para los peones, garaje y herrería.
Nació en 1890 en Ølsted, Aarhus, llegó aquí en 1910 y se casó con Anna María Jorgensen.

No todos los daneses alcanzaron niveles económicos importantes, que en algunos casos llegaron a la opulencia, sino que debieron afrontar una vida más modesta, aunque lejos de la miseria.

Karl Fruergaard (1902 – 1944) llegó al país en 1938. En un artículo de 1959 figura que su esposa Ela María Christensen (1910-….) , nacida en Tres Picos, partido de Tornquist, quedó al frente del establecimiento. Ella había llegado al partido de Tres Arroyos con su familia en 1941 y allí conoció a Karl Fruergaard, pero él muere en pocos años. Ellos se habían comprado el lote N° 50 de la colonia de San Francisco de Bellocq y allí dieron lugar al establecimiento “San Carlos”.

Hakon Gundesen, hijo de Gunde Gundesen, tuvo su establecimiento contra la zona medanosa de la costa.
El relato de su esposa, desarrollado en 2021 es suficientemente ilustrativo de lo señalado.
Esto decía la señora Tove Therkelsen:

Cabe acotar que Tove fue una pintora exquisita, desarrollando con singular maestría otras manualidades. Fue una autodidacta, como ella misma señalaba.

Gunde Gundesen nació en 1878 en Fanø y llegó a la Argentina en 1900.
Se casó con Maren Nielsen Grøn y tuvieron 5 hijos: Thue, Niels Christian Grøn, Hakon, Georg Svend y Ana Sonja.

En 1925 arrendó 2500 hectáreas a Enrique Heller, del campo San José, 800 de las cuales se hallaban en la zona medanosa.
Hacia fines de esa década cultivaba 800 hectáreas de trigo, 400 de avena y 300 de lino y para ello contaba con una trilladora, un tractor, además de 5 molinos y un automóvil Chevrolet.
Disponía de 100 vacunos, 500 lanares, 225 yeguarizos, 20 porcinos y 300 aves.
El campo se halla a cuatro leguas y media de Copetonas por entonces funcionaba una medianía en 600 hectáreas.

Juan Geerthsen arrendó 441 hectáreas a Rodolfo Caride Sembrún, a 7 leguas de Cascallares en 1921.
Nació en 1885 y se radicó aquí en 1909.

Karl Aage Claudius Grooss (1906-1969), nacido en el distrito de Viborg, Dinamarca, según el libro del Cincuentenario de Coronel Dorrego, llegó al país en 1928 y se radicó de inmediato en Coronel Dorrego. Trabajó en el campo de un compatriota hasta que logró arrendar tierras en la zona “La Aurora” en 1932 y en 1937 trabajaba 400 hectáreas donde realizaba actividad mixta: agricultura y gaandería. En 9132 se había caasdo con Valborg Johanne Hermansen, también danesa. Un concuñado de él, Severin BRØNDUM (1896-1961) escribió un texto en danés A AMÉRICA DEL SUR. Notas del diario sobre el barco emigrante Arlanza y la vida de los daneses en Argentina (es la traducción del nombre del título). Él emigro a Argentina en 1924 con su esposa Mette Maria Hermansen y regresó a Dinamarca en 1930, dado que la atención en materia de salud había progresado en los últimos años, no así en el lugar donde ellos se habían instalado aquí.

 Nicolás Halager (nacido Niels Ulrik Halager) había tenido chacra en Necochea, pero luego se estableció en el cuartel 12 con 324 hectáreas ubicadas a 7 leguas y media de Tres Arroyos.
Nacido en Lunde en 1892, llegó aquí en 1912 y se casó con Paula Krieger.
El campo tenía una vivienda con 6 habitaciones y otras dependencias.

Guillermo Hansen llegó a la Argentina en 1912 y se casó con Jenny Sorensen, viuda de Chresten Rousing.
En 1923 arrendó 1483 hectáreas a María M. de Iturralde pero además trabajaba 830 hectáreas a medias con la señora viuda de Carlos Rousing.
La fracción integraba el campo La Jovita y se hallaba a 4 leguas y media de Copetonas.
Hansen había nacido en Kappel, Maribo, en 1892.
El campo tenía una vivienda con 15 habitaciones y varias dependencias más para el trabajo, guarda de maquinaria y residencia de los peones. Guillermo Hansen era abuelo materno de Carlos Larsen, electricista por muchos años en Tres Arroyos, desde aproximadamente la década de 1970, hijo de Gudrun Hansen (Cita) y Sigvald Larsen.

En Coronel Dorrego, Thøger Løvenbalk Hastrup, nacido en 1887 en Nørresundby, Ålborg, Dinamarca, quien llegó al país en 1912. En 1937, en el Cuartel 11, según el Libro de Cincuentenario de Coronel Dorrego, trabajaba con su yerno Fernando Nielsen (1903 – 1971), nacido como Ferdinand Christian Nielsen en Brovst, Hjørring, y llegado al país en 1925), en el campo conocido como “La Gloria” una chacra de 388 hectáreas que venían explotando desde 1930.  El Sr. Hastrup se había casado en 1903 con Anna Kirstine Larsen (1887-1932) nacida en Korsør, Dinamarca; Fernando Nielsen era casado con Anna Constance Hastrup (1909-1994), nacida en Korsør también.

Juan Hansen y William Simonsen se dedicaron al tambo, distribuyendo leche y subproductos en la ciudad de Tres Arroyos. Desde 1928 arrendaban 175 hectáreas a Blas Ambrosius, parcela ubicada a orillas del arroyo Claromecó a 5 leguas de la planta urbana.
El tambo que se denominaba “Juan Moreira” se hallaba en el sector que se reconocía como Campo La Horqueta.
Hansen había nacido en 1891 en Odense, y había llegado a la Argentina en 1912.
Simonsen había nacido en 1888 en Copenhague, llegado al país en 1924 y casado con Carla Miciela Erhardt.

Ramón Hansen nació en 1866 en Balle, en Rosmus, Randers, y llegó a la Argentina en 1889, casándose con Berta Matilde Jensen, hermana de la esposa de Blas Ambrosius.
En 1914 compró a Angel Cabeza Allienda y posteriormente a Alejandro Gahs, totalizando 787 hectáreas, ubicándose las fracciones a 2 y 3 leguas de Copetonas.
Las instalaciones fueron construidas en 1926, totalmente de material.

Ramón Hansen nació en 1877 en Højbjerg, Aalsø, Randers, hijo de Ramón Hansen y Kirsten Pallesen Nielsen. Llegó a la Argentina en 1905 trabajando en las zonas de El Perdido y Bajo Hondo.
Entre 1913 y 1921 trabajó en nuestro distrito con Andrés Larsen y en 1927 arrendó 1210 hectáreas ubicadas a dos leguas y media de Cascallares.
En 1926 compró 708 hectáreas que afectó a explotación mixta.

Pablo Hansen arrendó 210 hectáreas a Blas Ambrosius en el campo Las Horquetas.
Había nacido en 1886 en Copenhague y llegó al país casándose con Elisa Widbrecht.
La chacra contaba con una vivienda de chorizos de 4 habitaciones y con otras dependencias conexas para peones y herrería.

Christian Hansen llegó a la Argentina en 1913 siendo soltero. Había nacido en 1895.
Arrendó en 1924 a Rómulo Eduardo San Martín 212 hectáreas ubicadas a 5 leguas de Cascallares que contaba con vivienda y dependencias conexas.

José Herold (Jens Johan) arrendó en 1928 a Francisco Tapio 320 hectáreas ubicadas en el campo La Patrona, a 7 leguas de Tres Arroyos.
Había nacido en Ørris, Hersom, Rinds, Viborg, Jutlandia, en 1876 y llegado al país en 1905.

Antonio Herold nació en Ørris, Hersom, Rinds, Viborg, Jutlandia en 1885, y llegó a Argentina en 1907, arrendaba desde 1927 260 hectáreas a Ramón Blanco en la zona conocida como Campo de Naveyra.
La chacra que se ubicaba a 7 leguas de Tres Arroyos, contaba con una vivienda de 8 habitaciones y galpón.

Nicolás Hoffmann trabajó hacia 1899 como empleado de Luis Petersen. Luego fue arrendatario en G. Chaves y Bajo Hondo tras lo cual arrendó en 1913 a Manuel Iturralde en Copetonas y en 1918 a Riglos Hnos, en Orense.
Tras un retorno provisorio a Tandil, en 1928 se estableció en el distrito de Tres Arroyos con 730 hectáreas.
Por su parte Eduardo y Juan Hoffmann, hijos de Nicolás y de Cristina Larsen se establecieron en 1929 con una fracción en la zona de Cascallares, y arrendaron mayor superficie.

Christian Nicolás Hoffmann compró 730 hectáreas a Manuel Hurtado en 1926. La chacra se hallaba a una legua y media de San Mayol.
Casado con Johanne Henninger, había nacido en Sandby en 1880.
También arrendaba 1150 hectáreas en la zona de Orense.

Emilie M. viuda de Ernesto Hoffmann arrendaba 211 hectáreas a Toribio Achával, en el campo Carrizales, a 3 leguas de Orense.
La familia se había establecido allí a partir de 1922.

Juan Holst se casó con María Thygesen. Había llegado en 1921 y en 1924 arrendó a Eduardo San Martín 563 hectáreas ubicadas a 4 leguas de Cascallares.
Contaba con una casa de 8 habitaciones y galpón de 12 por 20 metros.
Había nacido en Træden, Tyrsting, Skanderborg, en 1891.

Carlos Poulsen Hornum arrendó 140 hectáreas a la viuda de Aftalión en 1923, a dos leguas de Ochandio.
Se casó con Jensine Christensen.
Había nacido en Hvorvarp en 1898 y llegado a esta zona en 1913.

Christian Poulsen Hornum contaba con 558 hectáreas cercanas a Orense. Una parte la había comprado en 1921 a Juan Lagún y otra parte en 1925 a Blas Ambrosius.
En 1921 se construyó un moderno chalet con 14 habitaciones y otras dependencias.
Nació en Hvorvarp en 1886, llegó al país en 1907 y se casó con María Christine Andreasen.

Sofío Husum arrendaba 300 hectáreas desde 1921 a la sucesión Echegoyen, a 6 leguas y media de Orense.
Había nacido en Viborg en 1879, llegó al país en 1912 y se casó con Otilia Rasmussen.

Christian Ibsen trabajaba sobre 100 hectáreas arrendadas a la viuda de Aftalión en 1923. La fracción se hallaba a dos leguas de Ochandio.
Ibsen nació en 1887 en Ejby y llegó al país en 1920. Se casó con Signe Petersen.

El establecimiento “THEM” de 327 hectáreas pertenecía a Ceferino Jensen.
Se hallaba a dos leguas y media de la ciudad, lindando con la sección chacras.

Nicolás Christian Jensen arrendó 650 hectáreas a Juan Carlos Aguirre en 1919. Para la explotación contaba con maquinaria necesaria, incluyendo una trilladora Tigre a vapor.
Nació en 1882 en Karise, en Faxe en Selandia, llegó al país en 1907 y se casó con Ana Sofía Rasmussen.
El campo se hallaba a una legua de Copetonas y contaba con una casa de 8 habitaciones y otras dependencias.

Pedro Martín Jensen se casó con Ingeborg Petersen y arrendó 520 hectáreas en 1916 a Alberto von Wolfradt, zona conocida como campo de Echeverría. Jensen nació en Lønneby, en Lønne, Ribe, en 1893 y llegó al país en 1913.
La chacra se ubicaba a 6 leguas de Copetonas, contaba con una vivienda de 6 habitaciones y otras dependencias. En 1959 adquirió tierras en el Cuartel 10 de Orense. En 1959 se menciona que tiene dos hijos: Viggo Martín y Leo William.

Rodolfo Jensen nació en Rimsø, Randers. en 1880 y llegó a la Argentina en 1905. Casado con Petrea Burkall.
En 1928 arrendó 312 hectáreas a Claudio Brunand en el denominado campo de Zubiaurre.
El campo se ubicaba a 4 leguas y media de Copetonas.

Sofío Jensen diversificó su actividad mediante más de un arriendo de campo.
En 1914 arrendó 338 hectáreas a José Christiansen en el campo de la sucesión Videla. Con el mismo Christiansen trabajaban 210 hectáreas más.
También arrendó 560 hectáreas a Andrés Hornum, todas fracciones ubicadas a 4 y 3 leguas de Copetonas.
Nació en 1875 en Kragenaes y llegó al país en 1901. Se casó con Kristina Petersen.

La firma Jensen Hnos. estaba formada por Juan Adolfo y Niels Peter Lindstrom y arrendaban al doctor Nicasio Echepareborda desde 1921.
El establecimiento El Rincón tenía 4084 hectáreas, subarrendándose 3000 de médanos y 200 de campo bueno para agricultura.
Los hermanos Jensen trabajaban 800 hectáreas, ubicadas a 4 leguas y media de Copetonas.
Juan Adolfo se casó con Ingeborg Madsen.

Martinus Jensen arrendó en 1913 a Amalia de Lastre 440 hectáreas en el cuartel 13, campo La Verbena, a 4 leguas de la planta urbana.
El establecimiento contaba con vivienda de 6 habitaciones y otras dependencias anexas.
Jensen nació en 1881 en Sangstrup, llegó al país en 1901 y se casó con Agnes Francina Jorgensen.

Christian Helenius Jensen se casó con Carla Johansen. Había nacido en 1888 en Rónne y viajó a la Argentina en 1911.
Se estableció en la zona de Orense arrendando en 1924 a García, González y Cía. 200 hectáreas del campo La Laurita ubicado a cinco leguas de la planta urbana.

Juan P. Jensen era viudo cuando estaba al frente de un campo de 250 hectáreas que en 1921 arrendó a la firma Hurtado Hnos, a 6 leguas de Orense, campo San Jorge. Había nacido en Moen en 1878 y llegado a la Argentina en 1905.

Marinus Jensen arrendó 298 hectáreas a la firma García, González y Cía en 1924, a 6 leguas de Orense en el campo La Laurita.
Nació en Løgsted, Ålborg, en 1886 y llegó al país en 1909.

Nicolás Jensen, casado con María Larsen había llegado a la región en 1905.
Nacido en Grenaa en 1882, arrendó 254 hectáreas a la firma García, González y Cía, en el campo La Laurita, a 6 leguas de Orense.
El campo contaba con una casa con 8 habitaciones e instalaciones conexas.

Thorvald Rosendal Jensen (1904 – 1969), nacido en Odder, en distrito de Aarhus, en 1904, se casó en este país con Luisa C. Larsen (1908-1983). Llegó en 1922 en el buque “Orania” y se instaló en Tres Arroyos siendo propietario desde 1937 del establecimiento “La Carolina” que contaba con 321 hectáreas según datos de 1959.

Ceferino Jorgensen había nacido en Aarhus en 1880, llegó al país en 1905 y se casó con María Sorensen.
En 1923 arrendó 200 hectáreas a José Saltapé. El campo se ubicaba a 10 leguas de nuestra planta urbana.

José Jorgensen arrendaba 400 hectáreas a José Gallegos en el campo La Horqueta.
Nativo de Vejle en 1893, llegó a la Argentina en 1911 y se casó con Ingeborg Jensen.
El campo, ubicado a cuatro leguas y media, contaba con una casa de 5 habitaciones, galpón y maquinaria adecuada para la realización de explotación mixta.

Juan Jorgensen nació en 1894 en Aarhus y llegó a la Argentina en 1912.
En 1925 arrendó 600 hectáreas a Gunde Gundesen en el campo de Enrique Heller, campo que se ubicaba a 5 leguas de Copetonas.
Se casó con Dagmar Rasmussen.

Carlos Jorgensen nació en Middelfart en 1881 y llegó a la Argentina en 1902 casándose con Olga Johanson.
En 1914 arrendó 500 hectáreas a José Gallego, en el campo de Carlos Blaquier, a 3 leguas de Orense.
Contaba con una cómoda vivienda de 10 habitaciones y otras dependencias circundantes.

El señor Olario Juul, establecido en el partido de Coronel Dorrego, nacido en Copenhague, Dinamarca, llega a Argentina en 1910. Se casa en 1929 en Uruguay con Concordia (Konkordia) Holm Juul, quien nace en Copenhague el 25/05/1902 y llega al país a principios de 1927.  En un artículo en el Libro del Cincuentenario de Coronel Dorrego figura que tiene dos hijos: Leo Raúl y Armando Carlos. Siempre dedicado a las tareas rurales estuvo en El Perdido hasta 1918 en que se traslada dos años a Balcarce. Regresa a trabajar en el paraje La Aurora y en 1929 comienza a trabajar en un campo de Marcos González donde en 1938 trabaja 275 hectáreas.

Nicolás Kamm había nacido en Tommerup en 1891 y llegó a la Argentina en 1920.
En 1923 arrendó 300 hectáreas a Alberto Wolfradt ubicadas a 5 leguas y que contaba con una casa de 4 habitaciones más un galpón con corredor y herrería.

400 de las 1370 hectáreas arrendadas por Jens Keergaard (nacido como Jens Peter Pedersen Kjærgaard) en el campo La Anita, zona de Orense correspondían a sectores bajos.
El arrendamiento se acordó en 1910 con Christian Jakob Johansen, nacido en Dinamarca en 1868, y la extensión se ubicaba a dos leguas de Orense.
Ese mismo año se había producido el arribo a nuestro país del señor Keergaard quien había nacido en Fredsø, ubicado en Lødderup, Thisted, en 1888. Se casó con Petra Jensen nacida en Flønder en Lemvig en 1889 y que llegó al país en 1911.

En 1926 Ceferino Kristensen compró 433 hectáreas ubicadas a una legua de Copetonas a Juan Carlos Aguirre.
Nació en Grenaa en 1884, llegó al país en 1905 y se casó con María Udsen.
El campo contaba con una vivienda de material con 8 habitaciones, otras dependencias, incluyendo casa para los empleados, galpón, etc.

Kristen Krogh nació en Aalborg en 1892 y llegó al país en 1913 formando familia con Maren Nielsen.
En 1925 arrendó 625 hectáreas a María Meñaca viuda de Fernández.
Ubicado a 21 kilómetros de Cascallares se constituyó la estancia denominada La María Susana, que tenía una casa moderna de material y 8 habitaciones, galpón y casa para los mensuales.

Sofus Knudsen se radicó a 3 leguas y media de Ochandio, en un campo de 960 hectáreas que arrendó en 1926 en el campo de Labrunee. Se casó con Karen Anine Jørgensen. Anton Christian Sofus Knudsen nació en Handbjerg, Ringkøbing en 1891 en Holstebro y llegó aquí en 1913. Sus hijos fueron Carmen K. de Calafate y Hans Erik Knudsen, nacido en 1930, esposo de Elsa Heidam.

Petra Hansine Jørgensen, hermana de Karen Anine, nacida en 27 de diciembre de 1899 en Holstebro, Ringkóbing llegó a Argentina el 23 de agosto de 1925. Aquí en Tres Arroyos estaban una hermana y su cuñado. Llegó luego Peter Marius Larsen, nacido el 1° de julio de 1901 en Kongsted, Nidløse, Merløse, Holbaek, Dinamarca. Salió de Dinamarca el 11 de diciembre de 1922 y llegó el 13 de enero de 1923. En Tres Arroyos trabajó como maquinista para Sofus Knudsen y conoció a Petra con quien se casó en 1927 . Se trasladó a Mendoza donde logró tener unas hectáreas en Bowen con viñedos y frutales. El matrimonio, el cual no tuvo hijos, pasó sus últimos años en Tres Arroyos.

Kynde Martín Kyndesen (1885- 1949) llegó al país en 1908 y en 1923 arrendó 141 hectáreas a la viuda de Aftalión a dos leguas de la estación Ochandio. Había nacido en Oksby, Ribe, en 1885. Se casó con Johanne M. Jensen (1889-1970).

Jacobo Federico Larsen se estableció en las extensiones del señor Fernando Petersen. En primeras nupcias se casa con una hija de Petersen, Juana Margarita. Originalmente establecido en Tandil, se radicó en Tres Arroyos en 1915. Fue dueño de la estancia La Juanita y tenía una explotación mixta.

Andrés Peter Larsen llegó al país en 1879 radicándose primero en Tandil, y a partir de 1896 en la zona de Tres Arroyos. Llegó a ser propietario de 1900 hectáreas que arrendaba a terceros y estaban a 3 leguas de la planta urbana de Cascallares. Era abuelo paterno de Pedro Félix Larsen, intendente de Tres Arroyos en el período 1-5-1958 al 13-11-1961.

La chacra El Laurel albergó a Christian Larsen (nacido como Kristen Larsen el 06/11/1876 en el distrito de Hemmed, en Djurs Nørre, Randers, Dinamarca) y a su esposa Christine Jensine Jessen (nacida en Broager, Nybøl, Sønderborg, Dinamarca el 28/09/1878). Él llegó al país en 1895.
Se trataba de 360 hectáreas que desde 1926 se arrendaba a Juan Olhaso y se hallaban a una legua de Cascallares.

Juan Larsen arrendó 668 hectáreas en 1925 a la Sucesión de Silvano Dufour, en el campo La Unión a una legua y media de la planta urbana de Copetonas y que contaba con todas las comodidades necesarias.
Había nacido en Tillitse en 1858, llegó al país en 1879 y se casó con Casilda Kristina Mandemark.

En el establecimiento de Christian Larsen Maalov convivían además Niels Nielsen y Soren Christensen.
Se trataba de 207 hectáreas arrendadas en 1927 en el campo de Echevarría, a dos leguas y media de Ochandio.
Larsen nació en Maalov en 1893, llegó a la Argentina en 1914 y se casó con Anna Jensen.

Holger Larsen y esposa.

Martín Lauridsen llegó a la Argentina en 1911 y se casó con Kristina Christensen. Había nacido en Varde en 1890.
En 1926 arrendó 350 hectáreas a Alberto V. Wolfradt a 5 leguas y media de Copetonas en el denominado campo de Echevarría.
Contaba con buena población, incluyendo una casa con 9 habitaciones y dependencias conexas para peones, herrería, etc.

Pedro y Carlos Lauridsen nacieron en Trorstrup en 1886 y 1893, respectivamente y ambos llegaron aquí en 1912.
En 1919 arrendaron a García, González y Cía 150 hectáreas ubicadas en el campo La Laurita, a 4 leguas y media de Orense.

José Madsen se casó con Mette Mortensen. Había nacido en 1878 en Kjeldstrup y llegó a la Argentina en 1904.
Veinte años después de su arribo, arrendó 436 hectáreas a Aurora Naveyra, campo ubicado a cinco leguas de la localidad de Copetonas.

Máximo Madsen arrendó 340 hectáreas a Julián Olhaso en 1922, a 3 leguas de Orense.
El establecimiento contaba con energía eléctrica, un adelanto poco común para la época.
Nacido en Grønnerup, Strandby, Gislum, Aalborg, en 1891, llegó a nuestro país en 1908 y se casó con Josefa Antonena.

Thorvald Moller arrendó en 1926 a Pablo Larsen 385 hectáreas ubicadas a 3 leguas de Copetonas.
Nació en Dolmer, Gammelsogn, Randers en 1891 y llegó a la Argentina en 1910.
También arrendaba 300 hectáreas en el campo del doctor Echagüe a 5 leguas de Orense.

Jens Christian Mortensen nacido en Aarestrup, Aalborg, Dinamarca (1898 – 1974) casado con Asta Catalina Olesen (1899 – 1969), nacida en Hornum, Dinamarca, es, según un libro de 1959, dueño de un establecimiento en las cercanías de Ochandio, partido de San Cayetano. Llegó al país en 1923 dirigiéndose en un principio a la zona de El Perdido. En 1928 se instaló en Zubiaurre y en 1932 en Estación Vásquez. En 1947 se dirigió a Ochandio donde pasa a ser propietario de 725 hectáreas. Los hijos se llamaban Nicolás Børge y Elsa Kirsten. Fue una familia muy conocida dentro de la colectividad dado que participaban habitualmente de los eventos.

Martín Mortensen y Emil Petersen formaron una sociedad para trabajar 400 hectáreas que arrendaron en el campo de Naveyra y que se hallaba a 5 leguas de Copetonas.
Mortensen había llegado al país en 1904 y se casó con Andrea Poulsen.
Petersen arribó en 1921.

Ejnar Nielsen llegó a la Argentina en 1912. Había nacido en Vile, Harre, Viborg, en 1890. Aquí se casó con Asta Madsen.
En 1924 arrendó 400 hectáreas a Agustín Hurtado y posteriormente a Ramón y Domingo Echegoyen, fracción ubicada en el denominado campo de la viuda de Nicol, a 5 leguas de Tres Arroyos.
La casa contaba con 6 habitaciones y además había dos galpones de dimensiones generosas.

Miguel Nielsen había llegado en 1889. En 1918 arrendó 450 hectáreas a José Estevez, a cinco leguas de Cascallares.
Había nacido en Glaesborg, en Randers, en 1873 y se casó con Elisa Tirardo.
También arrendaba 40 hectáreas en estación Defferrari, distrito de Necochea.

Bakken Nielsen trabajaba a medias con Juan Larramendi las 181 hectáreas que le arrendaba, ubicadas en el cuartel 13, campo de Zubiaurre, a cinco leguas y media de Copetonas.
Nielsen había nacido en Oksbøl, Varde, en 1890 y llegó al país en 1912.

A solamente dos mil metros de la estación Ochandio se hallaba el campo de 150 hectáreas que en 1926 arrendaron a Ignacio Echeverría los hermanos Ejner y Wilhelm Nielsen.
Ambos habían llegado a la Argentina en 1923.

Niels Nielsen arrendó un campo de 160 hectáreas ubicado a dos leguas y media de Ochandio, lugar donde cohabitaba con otros dos compatriotas. La fracción correspondía al campo de Echeverría.
Nielsen nació en Viborg en 1890 y llegó al país en 1910.

Bernardo Olsen había nacido en Tandil en 1895 y se casó con Elena Laustsen.
En 1922 arrendó 1150 hectáreas a Toribio Achával en el campo El Carrizal, que estaba atravesado por la línea del ferrocarril del Sud y a media legua de la localidad de Orense.
Consecuentemente contaba con dos poblaciones, una a cada lado de la vía.
Olsen tenía una sociedad con Nicolás Hoffmann para trabajar un campo en la zona de San Mayol.

Eduardo Olsen contaba en su establecimiento La Betty con una moderna casa de 22 habitaciones con todas las comodidades así como otras dependencias para empleados y otras actividades. Fue construida en 1927.
El nombre del campo se correspondía con el de su hija, gestada con la señora Ana Madsen.
Había comprado el campo de 480 hectáreas a Alberto von Wolfradt, ubicado a una legua y media de Orense.
Olsen había nacido en Sivested en 1879 y llegó a nuestro país en 1903.

Knud Olsen, hermano de Bernardo, arrendaba 300 hectáreas en el campo El Carrizal, a 2 leguas de Orense.

Una infraestructura fuera de lo común se instaló en el campo que Ceferino Jorge Olesen compró en 1925 a Eugenio Castarán, consistente en 678 hectáreas, en el cuartel 13 a 3 leguas de Copetonas.
En 1927 se construyó una moderna casa de material, tipo chalet, con 23 habitaciones a todo confort, incluyendo energía eléctrica y servicio de telefonía.
También contaba con un galpón de material de 10 por 20 y corredores a ambos lados; una casa de material con 4 habitaciones y herrería; un galpón para porcinos y gallinas; y otra casa para usina, lechería y lavadero.
Olesen también trabajaba 4200 hectáreas en Coronel Dorrego, 1500 por su cuenta y el resto con medianeros.
Había nacido en Silvested en 1875 y llegó al país en 1901, casándose con Katrine Gundesen.

Thorvald Pedersen, nacido el  7 de septiembre de 1903 en Gammelsogn, Randers,  Dinamarca y fallecido en Tres Arroyos el 16 de febrero de 1972. Estaba casado con Sørine Jensine Greve (Rine) nacida en Rimsø, Djurs Nørre, Randers, Dinamarca, el 6 de octubre de 1909 y fallecida en Tres Arroyos el 8 de noviembre de 2009. Thorvald llegó al país en 1924 y se instaló en Mariano Roldán a dedicarse a las tareas rurales. En 1940 adquirió el lote N° 31 (247 hectáreas) de la Colonia San Francisco en el partido de Tres Arroyos. Su establecimiento agropecuario se llamaba: “Cuatro Hermanas”. Sus cuatro descendientes se llaman: Erna, Elsa, Alicia e Inés.

Un hermano de Thorvald, Sigvard Marius Pedersen (1889-1974), llegó al país y luego de un tiempo en la zona de Aparicio, Coronel Dorrego, se trasladó a Eldorado con su familia. Estaba casado con Astrid Johanne Rasmussen.

Fernando Petersen que había llegado a la Argentina en 1884, se radicó originalmente en Tandil y se trasladó a Tres Arroyos en 1889. Había nacido en Købelev en 1863.
Primero trabajó en el campo de Carlos Anderberg y se casó, precisamente, en julio de 1892 en Tres Arroyos con Ana Anderberg quien llegó al país en 1886. Fueron testigos de la boda Pedro Meisler y Christian Skou
Se independizó en 1896 con 3300 hectáreas ubicadas en el cuartel 15. Desde 1898 fue adquiriendo distintas fracciones de campo hasta llegar a la totalidad consignada.
En 1907 se construyó la vivienda con 10 habitaciones, además de una cómoda unidad separada, para los peones, un galpón de material de 10 metros por 37 y otras dependencias.
Hacia fines de la década del 20 el establecimiento contaba con 10 molinos, dos trilladoras, tres cosechadoras, 15 cortadoras, un camión y dos autos. El lugar contaba con provisión de energía eléctrica y se hallaba a 13 kilómetros de Cascallares.
Se contaba con 386 vacunos, 2350 lanares, 383 yeguarizos, 37 porcinos y 700 aves. Se sembraban 300 hectáreas de trigo y cien de lino.
En determinado momento resolvió dividir el campo en cuatro partes, tres de las cuales fueron administradas por sus yernos Haraldo Kisbye, Holger y Jacobo Federico Larsen.
Haraldo era hijo de Ludovico y Petrea Eschricht, aunque no tuvo participación directa estuvo militarmente a disposición en su país durante la Primera Guerra Mundial.
Amante de los deportes hípicos, llegó a Tres Arroyos en 1923, se casó con Irene Petersen y en 1928 fue tesorero en el Colegio Argentino Danés.
Un dato llamativo es que el establecimiento de Fernando Petersen fue denominado “Martín Fierro”, de alguna manera una premonición de la asimilación danesa a la corriente criolla.
Holger Larsen se casó con Matilde Petersen. (foto en la secuencia de Larsen)

Christian D. Petersen recibió en herencia en 1926 el campo La Carolina de 418 hectáreas ubicadas a 3 leguas y media de la planta urbana de Cascallares.
Nació en Tandil en 1883 y se casó con Helena Schultze.
Además arrendaba 647 hectáreas a María U. de Leguizamón, en la zona de Copetonas.

Ceferino Petersen llegó soltero al país en 1906 y en 1921 arrendó 240 hectáreas a José Rodríguez en el cuartel 16, campo Caride a 6 leguas de Cascallares.
Había nacido en Sneslov en 1883.

Juan Petersen y Kristian Jensen formaron una sociedad para trabajar un campo de 4698 hectáreas que arrendaron en 1925 a la Sucesión de Dufour, ubicado a una legua y media de Copetonas.
Petersen había nacido en Kalvehave en 1883 y llegó aquí en 1910.
Jensen nació en Vaalse, Maribo, en 1882 y llegó a la Argentina en 1911.

José Petersen arrendó en 1920 a Felipe Mayol 460 hectáreas ubicadas a dos leguas y media de la población.
Nació en 1890 en Skiffer, llegó al país en 1905 y se casó con Dagmar Sorensen.

Martín Pedersen se estableció originalmente en la zona de Irene en 1898 como arrendatario, pero en 1925 compró 547 hectáreas en la zona de Cascallares, estancia Solvang. También arrendaba mil hectáreas en el distrito de Coronel Dorrego.
Había nacido en Sivested en 1875 y llegó al país en 1898. Compró el campo en 1922 a Claudio José González y Leguizamón
Se casó con Ana Andersen. Fue síndico suplente de la Cooperativa Agrícola de Cascallares.
Construyó en el establecimiento una moderna casa en 1925, dotada de todas las comodidades, incluyendo energía eléctrica, además de otras dependencias.

Kristian Pedersen y Juan Pita formaron una sociedad para trabajar 440 hectáreas arrendadas en 1927 a Domingo Swit pagando el 25% de la producción.
El campo se hallaba a 2 leguas de Cascallares y Pedersen era propietario de 25 hectáreas en la Colonia Eldorado, provincia de Misiones.
Este último había nacido en Hellevad en 1897 y arribó a la Argentina en 1921.
Juan Pita era argentino y se domiciliaba en calle Sarmiento 32 de Tres Arroyos.

Kresten Pedersen, hijo de Martín Pedersen, nació en 1904 en Irene. En 1925 arrendó 730 hectáreas a Ezequiel García a 7 kilómetros de Cascallares. Fue presidente de la Ccoperativa Agrícola de Cascallares en el período 1951-1953. Un nieto de él, Gustavo Adolfo Pedersen, presidió la cooperativa en el período 1997-2001.

Christian Pedersen (Telling) trabajaba solo 300 de las 377 hectáreas ubicadas en el campo de José Goyenaga. El resto estaba ocupado por médanos y lagunas.
Había nacido en 1895 y se casó con Agnes S.
El campo se hallaba ubicado a 6 leguas de Copetonas.

Pedro Pedersen arrendó en 1927 a Graciano Olhaso 236 hectáreas en el campo La Susana, de Lastra, a 2 leguas y media de Copetonas.
Nació en 1882 en Bovense y llegó al país en 1910.

Christian Pedersen se casó con Emmy Nielsen. Había llegado en 1912 y nacido en Varde en 1893.
En 1923 arrendó 817 hectáreas a 3 leguas de San Mayol, en el campo de María A. de Imaz.
El campo contaba con varias casitas para los diversos usos.

El establecimiento El Rincón tenía 480 hectáreas y fue arrendado en 1923 por José Pedersen a B. H. Gardey a una legua de la estación Ochandio.
Pedersen había arrendado en la zona por primera vez en 1915 y operó en varias chacras.
Nació en Lund en 1884, llegó al país en 1905 y se casó con Kristina Hansen.

En 1926 Nicolás Porsborg compró a Blas Ambrosius 395 hectáreas ubicadas a una legua y media de Ochandio.
Casado con Dagny Sofía Christiansen, Porsborg había nacido en Skivum en 1884 y llegó a la Argentina en 1907.

Andrés Poulsen, llegó al país en 1901. Se estableció con 780 hectáreas en campo que denominó Blaavandshuk . Se casó con Birgitte Kjeldsen. Había nacido en Skødstrup, Aal, Ribe, en 1878. El mismo Poulsen hacía el mantenimiento del camino al campo, ubicado a una legua de Copetonas, y que lo adquirió en 1905 a Caño y Carrera.
En 1918 se construyó una moderna vivienda con todo confort con 25 habitaciones, otras dependencias para empleados y contando con energía eléctrica y servicio telefónico.
Poulsen tenía en propiedad otras 628 hectáreas en la misma zona.

Andrés Poulsen nació en Blaavandshuk en 1888 y llegó al país en 1907 casándose con Maren Nielsen.
Diez años después de su llegada, arrendó 974 hectáreas a Leoncio Salinas. 100 hectáreas eran de desperdicio. Se ubicaban en el campo de Aguirre y estaban a dos leguas de Copetonas y una de Oriente.
Contaba con una casa con 10 habitaciones.

Andrés Poulsen Hornum vino a la Argentina en 1900 y trabajó en lo de Blas Ambrosius. Luego de unos años, en sociedad con Ambrosius, empezó a trabajar una chacra cerca de lo que era la Estación Ochandio.

Pablo Poulsen realizaba los trabajos en sociedad con Jorge Nielsen en el campo de 310 hectáreas que había arrendado en 1927 a José Rodríguez y estaba a 6 leguas de Cascallares.
Poulsen había nacido en Starbrand, Nødager, Randers en en 1883 y llegó a estas latitudes en 1910.

Christian Poulsen se casó con Maren Bredahl, apellido este con que se denominó a la estancia.
Antes había estado en la zona de Ochandio, pero en 1921 compró 396 hectáreas a Manuel Penio, situadas a dos leguas y media de San Mayol.
El lugar contaba con una casa con 12 habitaciones, y dos galpones, además de otras instalaciones.

Carlos Poulsen (Karl Møller Poulsen) se estableció a 3 leguas de Ochandio arrendando a Bernardo Gardey en 1927, en campo Los Manantiales, 300 hectáreas. Llegó al país en 1911 y se casó con Carolina Petersen. Había nacido en Aars, Aars, Aalborg en 1889.

El campo arrendado por José A. Poulsen se ubicaba a 7 leguas de Orense y 9 de Tres Arroyos. Eran 200 hectáreas que en 1924 arrendó a Damacia de Echegoyen.
Había nacido en 1893 en Hornum, y llegado al país en 1910.

Ingvard Poulsen arrendó 700 hectáreas en 1924 a Bernardo Gardey, a 3 leguas de la estación Ochandio.
Llegó al país en 1907. Nació en Hvorvarp en 1889.

Una de las residencias rurales fue encomendada por Martín Rasmussen en la zona de Copetonas. Hoy el establecimiento se denomina “San Joaquín”, pertenece a Krina Scigalszky, dama de origen holandés que ha desarrollado allí un emprendimiento de turismo rural.
Del portentoso edificio quedan aún ruinas que permiten apreciar su original grandiosidad.
Aquel viejo pionero, que amasó fortuna, fue defraudado por un asesor jurídico y debió retornar a Dinamarca sin el fruto de su intenso trabajo.
Tuvo descendientes que recordaron aquellas circunstancias. Uno de ellos, Carlos Rasmussen fue un exitoso empresario metalúrgico, además de deportista en ciclismo y billar, quien en su paso por el programa “esto es Historia”, el 23 de noviembre de 2013 relataba lo siguiente:

Martín Rasmussen había nacido en 1870 en Dystrup, en Djursland, nombre que le impuso a su establecimiento de campo.
Llegó al país en 1889 y se casó con Kristina Jensen con quien tuvo 6 hijos: Carlos, Ricardo, Edgardo, Emilio, Erna y Ellen.
El campo se halla ubicado a una legua y media de Copetonas y originalmente tenía 860 hectáreas. Lo compró en 1912 a Donato Román.
La población se ubicaba sobre la orilla rodeada de un gran monte de frutales totalmente plantado por Rasmussen.
El chalet fue construido en 1917 y tenía 27 habitaciones, contaba con energía eléctrica. Además había un galpón para el personal, 5 molinos, una trilladora con tractor, un tractor, cuatro cosechadoras y dos autos, Nash y Rugby.
Hacia fines de la década del 20 tenía 100 vacunos, 200 yeguarizos, cuatro porcinos y 200 aves.
Sembraba 400 hectáreas de trigo y 200 de avena.
Además tenía un campo de 573 hectáreas en Paso del Médano, cuartel 13.


Otros familiares también fueron pioneros en la zona.
Antonio, tenía 800 hectáreas a 3 leguas de Copetonas, mientras que Ramón arrendaba 400 hectáreas del Campo San Antonio, propiedad de Antonio Lastre.
Este último había nacido en 1878 en Dinamarca y llegó al país en 1907 y se casó con Ana Kristensen.

Christian Bjerre Rasmussen, hermano de Martín Rasmussen, condujo el establecimiento Ørum ubicado a 3 leguas de Copetonas. Eran 451 hectáreas que compró a Alejandro Casch.
Había nacido en Dystrup en 1867 y llegó al país en 1889 y se casó con Marta María Rasmussen.
En 1926 se construyó una moderna casa con 14 habitaciones 2 galpones y otras dependencias.

Ramón Rasmussen se ubicó a 3 leguas de Copetonas, en 400 hectáreas que en 1922 arrendó a Antonio Arturo Lastre, en la zona del campo San Antonio.
Nació en Gørding, Esbjerg, en 1878, llegó al país en 1907 y se casó con Ana Kristensen.

Oscar Rasmussen nació en 1887 en Nykøbing, llegó a nuestro país en 1910 y se casó con Aurelia Cepeda.
En 1923 arrendó 100 hectáreas a Carlota viuda de Aftalión ubicadas a 2 leguas de Ochandio.

El campo San Jorge tenía 1980 hectáreas y fue arrendado en 1921 por Pedro N. Sand a Alfredo Echagüe.
Contaba con una vivienda de 12 habitaciones y dos grandes galpones, hallándose a 8 leguas de la planta urbana.
Sand había nacido en 1887 en Vindblæs, Ålborg  llegó al país en 1912 y se casó con Johanne Anderberg.

Carlos Sacht había nacido en la capital de Dinamarca en 1889 y llegó a la Argentina en 1921.
En 1926 arrendó 225 hectáreas a la firma García, González y Cía en el campo La Laurita, a 5 leguas de Orense.

Nicolás Pedro Schmidt nació en 1872 y llegó aquí en 1919. Se casó con María Kragh.
En 1927 arrendó 220 hectáreas a Jens Ambrosius Christiansen en el denominado campo de Videla, a 3 leguas y media de Copetonas.

Christian Skou (nacido Christen Skov Nielsen) compró 800 hectáreas a Juan Antonio Hurtado en 1917, campo ubicado a dos leguas y media de Copetonas. Había nacido en Vorgod, Ringkøbing, Dinamarca en 1869 y llegó a la Argentina desde Canadá en 1888. Se inició como peón; un lugar fue en lo de Adolf Petersen en Tandil. Fue también mayordomo de una estancia. Se dedicó luego a la siembra de cereal al igual que otros daneses y al poco tiempo ya estaba en condiciones de comprar tierras.
También poseía 704 hectáreas en la misma zona con la denominación de El Gaucho. El Gaucho se hallaba a 2 leguas de Copetonas.
Este campo lo compró a Olhaso Hnos en 1916 y en 1922 se construyó una casa moderna con 12 habitaciones, dos galpones de 30 por 20 y 20 por 20, una casa con 8 habitaciones para los empleados, otra casa con garaje, usina y herrería y un galpón para cerdos y gallinas. Skou se casó con Margarita Laurlund.

En Coronel Dorrego, en la proximidad de la estación El Zorro, en 1937, según el Libro del Centenario de Coronel Dorrego, estaba radicado Pedro Skou, (nacido en 1889 en Skov, Fabjerg, Ringkøbing , Dinamarca,  como Peder Kristian Noes Pedersen, agregando el apellido Skov en 1905), quien había llegado al país en 1912. Se inició arrendando campos hasta que en 1937 se compró una fracción de campo de 660 hectáreas las cuales destinó a la explotación mixta. Estaba casado con Bolette Jensen nacida en Tandil en 1897.

Christian Sondergaard sembraba a medias con José Andreasen el campo de 400 hectáreas que arrendaba desde 1927 a Juan Calcarami en el campo La Juanita de Unzué.
Había nacido en Viborg en 1887 y arribó a la Argentina en 1912.
El campo, ubicado a 8 leguas y media de Tres Arroyos contaba con una casa de 5 habitaciones y otra para peones y herrería.

Jacobo Sondergaard arrendó 350 hectáreas a José Saltapé en el denominado campo de Rípodas, a 8 leguas de la ciudad.
Había nacido en Kolding en 1889 y llegó al país en 1921.

Sigurd Villumsen arrendó en 1927 a Blas Ambrosius 680 hectáreas en el campo La Horqueta, pero además compartían el trabajo de siembra.
Nacido en 1900 en Skals,  llegó aquí en 1920.
El campo contaba con vivienda y otras dependencias anexas y se ubicaba a 5 leguas de la ciudad.

Ove Winther arrendó 348 hectáreas a Alberto von Wolfradt, en 1927, en el campo de Echevarría y a 7 leguas de Copetonas.
Nacido en 1886 en Fjerritslev, se instaló en esta zona en 1912, y se casó con Karen Johansen.

La vía del sistema Decauville pasaba por el campo de Ove Wittenkamp de 400 hectáreas ubicadas en el campo La Elena, a 4 leguas y media de Orense.
Lo había arrendado en 1921 a Francisco Lachat y contaba además con varias comodidades, incluyendo una vivienda con 8 habitaciones.
Había nacido en Frederikshavn en 1892, llegó a Argentina en 1911 y se casó con Esther Nordliem.

Se incluyen en la crónica algunas de las tantas historias personales o familiares protagonizadas por los daneses como contribución a la grandeza de la región. Se puede observar claramente que otrora era una comunidad muy fraternal y que se consolidaba mediante casamientos entre sus integrantes.
Fue fundamental el criterio solidario, aunque no desinteresado, de los pioneros campesinos para con quienes llegaban en busca de nuevos horizontes.
Primero se los contrataba como peones. Demostradas sus cualidades, podían acceder como subcontratistas y hasta formar sociedades.
Esos principios permitieron luego el despegue independiente de muchos productores que lograron prosperidad.
Tales actitudes fueron reconocidas por la corona danesa que, por ejemplo, entregó una distinción a Carlos Anderberg.
Una distinción similar se ofreció a Nicolás Ambrosius, quien la rechazó por considerar que su apoyo a los nuevos inmigrantes no había sido desinteresado.
Con el advenimiento de las nuevas generaciones, la integración con argentinos/as se fue profundizando al punto que se van perdiendo aquellas referencias originales. Precisamente el motivo de este trabajo.

 

 

Galeria:

Desarrollado por: Nelson Garrido, Virginia May Landa